lunes, 9 de mayo de 2011

...Si lo necesitas, aquí estaré...

Muchas veces hubiera querido que ellos sintieran lo que se siente.
Hubiera querido haber podido gritarle a la gente que estaba a punto de morir.
Pero no podía, mi llanto me ahogaba, mis lagrimas resbalaban por mi alma y mi sangre brotaba sin que ellos se dieran cuenta que era un disfraz de agua.
Probablemente todas las personas hemos sentido un vacío así...
La mayoría de las personas que sonrien estan sufriendo... Ellos nunca dijeron ser felices, no miento.
Se sienten igual a como me sentí, lo sé, siempre sonreía en momentos de agonía.
Jamás pude decir que estaba sufriendo y por esto estaba muriendo.
Llegó el momento en el que me mató y tuve que aprender a revivir.
...Sola vivir... Sola morir...
Ahora no quiero que nadie más sepa que se siente llorar en silencio, llorar con miedo de que alguien escuche que te estas llendo, ausentandote de todo excepto tu último aliento.

Ahora vivo de nuevo aunque he sido mi maestro junto a mi soledad, esa parte de mi que me ha enseñado lo horrible que es y ahora quiero


SER FELIZ

No hay comentarios.:

Publicar un comentario