sábado, 9 de abril de 2011

Let it be

Muchas veces nuestro cuerpo se transforma en un centro de pesimismo. 
Lo importante es tomar la decisión de cambiar aquél masóquismo que nos hace sentir tan bien quejandonos y tan mal conosotros mismos. Es importante comenzar a  reir más, decir más cosas sin sentido, sentirse feliz, pensar en lo bueno, disfrutar lo que te gusta: un noche estrellada, una tarde lluviosa, una taza de café solo o en compañía, abrazar a alguien y decirle "gracias por estar en mi vida, te quiero"...
Dejar de pensar en lo malo, dejar de criticar, dejar mirar los defectos que encontramos en nosotros mismos y queremos atribuir a los demás, aprender a escuchar, dejar de planear y empezar a vivir, "dejarlo ser".
Son cosas que deberiamos hacer. Volver a sentirnos nosotros mismos encontrandonos en el lugar donde comenzamos, sin armaduras, sin mascaras, sin disfrases que nos aten a todo aquello que solo nos destruye.
¿Por qué pre-ocuparnos?
Dejar nuestra envidia y nuestro ego por un rato a un lado.
Las cosas cambiaran porque así lo decidimos, y lo que decidimos hacer y nos esforzamos para que suceda, es lo que pasará.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario