lunes, 28 de mayo de 2018

Mereces

Mereces que te quieran de poquito a poquito,
desde el inicio hasta el último segundo.
Mereces quien te bese sin remordimientos,
que te abrace y te tome de la mano a través de calles, ríos, montañas y mares.
Mereces que te amen sin prejuicios y con el espíritu desnudo.
mereces alguien con quien puedas mirar las estrellas hasta el amanecer y puedan ver juntos los atardeceres, alguien con quien las madrugadas pasen como agua entre las piedras y viento entre las hojas.
Mereces el cielo y tu pedacito de Sol. Sólo para ti.
Alguien con quien pasar el tiempo ocupado, los fríos inviernos, los días felices con matices grises.
Mereces silencios cómodos, palabras fluidas, no forzadas.
Mereces un mundo que no esté medio lleno y mucho menos vacío.

Mereces algo que yo no puedo darte.

Image result for lluvia desde la ventana

domingo, 22 de enero de 2017

Even after all these years

Por supuesto que no.  Tú jamás serás igual que él. 
Él sí se enamoró de mi.

sábado, 21 de enero de 2017

Stills

You still so you... and... I just learned how to make better questions, but you always have better answers.

You still so you and I still without taking control of my stupid behavior when you're here.

You still so you, and I still liking you.

miércoles, 4 de enero de 2017

Objetivos.

Están casi aquí. Son sólo unos pasos para alcanzarlos.
Camina. Da un paso y otro más.
Cae en el hoyo, tropieza con la piedra, ten miedo.
Sal, levántate y enfréntalo.
Sólo son algunos segundos o quizás algunos años
¿Qué importa? porque estás por lograrlo.
¿Rendirse? No es opción. No lo pienses.
No hay alas, sólo pies y sudor.
Esfuérzate; estira un poco más.
Descansa, llora, duerme, come.
Sueña, ríe, corre.
La meta está cerca. Sólo un paso y otro más.
Llega.

Resultado de imagen para escalar

jueves, 20 de octubre de 2016

Vida. mía.

Intenté dormir.
Intenté dormir y me di cuenta que me has robado el sueño.
Me di cuenta de cómo tu presencia cambia mis noches y verte en la mañana hace diferente mis días.
Por extrañarte puedo saber que hora es sin siquiera mirar el reloj: hora de que aún no es tiempo de que llegues.
Entendí tantas cosas el día que te fuiste; entendí que el día que ya no estés.... el día que ya no estés tampoco yo estaré.
Te regalo el tiempo que me queda, los días y las noches, las sonrisas y alegrías y las penas y desvelos que me quedan. Te regalo una vida juntos.
¿Me regalas también tus minutos?